Qué es el aire acondicionado Inverter y cómo funciona

Por en

El aire acondicionado Inverter responde a la evolución en el funcionamiento del aire acondicionado para conseguir la mayor eficiencia energética y un menor consumo. Un sistema con tecnología Inverter regula el funcionamiento del compresor de los equipos de aire acondicionado de forma que trabajen a una velocidad más constante, lo que permite ahorros de energía de hasta el 40% con respecto a los equipos que no utilizan este sistema.


La tecnología Inverter regula el mecanismo del aire acondicionado mediante el cambio de la frecuencia de ciclo eléctrico, es decir, regula la velocidad del compresor. En lugar de arrancar y parar frecuentemente para obtener la temperatura media deseada, con el inverter el compresor gira de forma continua, lo que ayuda a mantener constante la temperatura de la sala.


𝙻𝚊 𝚝𝚎𝚌𝚗𝚘𝚕𝚘𝚐í𝚊 𝙸𝚗𝚟𝚎𝚛𝚝𝚎𝚛 𝚛𝚎𝚐𝚞𝚕𝚊 𝚎𝚕 𝚖𝚎𝚌𝚊𝚗𝚒𝚜𝚖𝚘 𝚍𝚎𝚕 𝚊𝚒𝚛𝚎 𝚊𝚌𝚘𝚗𝚍𝚒𝚌𝚒𝚘𝚗𝚊𝚍𝚘 𝚖𝚎𝚍𝚒𝚊𝚗𝚝𝚎 𝚎𝚕 𝚌𝚊𝚖𝚋𝚒𝚘 𝚍𝚎 𝚕𝚊 𝚏𝚛𝚎𝚌𝚞𝚎𝚗𝚌𝚒𝚊 𝚍𝚎 𝚌𝚒𝚌𝚕𝚘 𝚎𝚕é𝚌𝚝𝚛𝚒𝚌𝚘, 𝚎𝚜 𝚍𝚎𝚌𝚒𝚛, 𝚛𝚎𝚐𝚞𝚕𝚊 𝚕𝚊 𝚟𝚎𝚕𝚘𝚌𝚒𝚍𝚊𝚍 𝚍𝚎𝚕 𝚌𝚘𝚖𝚙𝚛𝚎𝚜𝚘𝚛. 𝙴𝚗 𝚕𝚞𝚐𝚊𝚛 𝚍𝚎 𝚊𝚛𝚛𝚊𝚗𝚌𝚊𝚛 𝚢 𝚙𝚊𝚛𝚊𝚛 𝚏𝚛𝚎𝚌𝚞𝚎𝚗𝚝𝚎𝚖𝚎𝚗𝚝𝚎 𝚙𝚊𝚛𝚊 𝚘𝚋𝚝𝚎𝚗𝚎𝚛 𝚕𝚊 𝚝𝚎𝚖𝚙𝚎𝚛𝚊𝚝𝚞𝚛𝚊 𝚖𝚎𝚍𝚒𝚊 𝚍𝚎𝚜𝚎𝚊𝚍𝚊, 𝚌𝚘𝚗 𝚎𝚕 𝚒𝚗𝚟𝚎𝚛𝚝𝚎𝚛 𝚎𝚕 𝚌𝚘𝚖𝚙𝚛𝚎𝚜𝚘𝚛 𝚐𝚒𝚛𝚊 𝚍𝚎 𝚏𝚘𝚛𝚖𝚊 𝚌𝚘𝚗𝚝𝚒𝚗𝚞𝚊, 𝚕𝚘 𝚚𝚞𝚎 𝚊𝚢𝚞𝚍𝚊 𝚊 𝚖𝚊𝚗𝚝𝚎𝚗𝚎𝚛 𝚌𝚘𝚗𝚜𝚝𝚊𝚗𝚝𝚎 𝚕𝚊 𝚝𝚎𝚖𝚙𝚎𝚛𝚊𝚝𝚞𝚛𝚊 𝚍𝚎 𝚕𝚊 𝚜𝚊𝚕𝚊.


𝐕𝐞𝐧𝐭𝐚𝐣𝐚𝐬 𝐝𝐞𝐥 𝐚𝐢𝐫𝐞 𝐚𝐜𝐨𝐧𝐝𝐢𝐜𝐢𝐨𝐧𝐚𝐝𝐨 𝐢𝐧𝐯𝐞𝐫𝐭𝐞𝐫:

  •  Al evitar los contínuos arranques en ON/OFF, el compresor y el ventilador funcionan a velocidades bajas, reduciendo considerablemente el nivel de ruido. Hoy en día, se comercializan equipos que rondan los 20 dB (la voz humana emite unos 60 dB).

  • Más confort: Como hemos explicado anteriormente, la temperatura se mantiene estable sin cambios bruscos, lo que garantiza un mayor confort.

  • Más ahorro: La mayor ventaja de los equipos de aire acondicionado inverter es el gran ahorro energético que consiguen gracias a la regulación de la frecuencia de funcionamiento del compresor. Con la tecnología inverter se puede ahorrar hasta un 50% de la energía dependiendo de su uso.

  • Alarga la vida del aparato: Al evitar los contínuos arranques en ON/OFF, no sólo se gana en confort, ahorro y silencio, sino que el aparato tiene que realizar menos “esfuerzos” para lograr la temperatura deseada y por lo tanto, y siempre que realicemos un correcto mantenimiento y uso del mismo, se alargará su vida considerablemente.

  • Mejora la eficiencia de la bomba de calor: Si un equipo de bomba de calor no inverter deja de funcionar correctamente cuando la temperatura exterior es de 0ºC, para una bomba de calor con tecnología Inverter el límite se sitúa en temperaturas bajo cero (incluso hasta -15ºC).